Autor: Ignacio Solsona viernes, 20 de marzo de 2020

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

La crisis sanitaria por coronavirus no será leve a nivel de empleo, -tampoco la recuperación-, y es previsible que ponga en jaque muchos puestos de trabajo. A pesar de las medidas establecidas por el Gobierno mediante el Real Decreto-Ley 8/2020 que intentan procurar el mantenimiento del empleo, serán muchas las empresas que se vean obligadas a reducir plantillas, especialmente de trabajadores con antigüedad menor, cuyas indemnizaciones son más económicas y suponen la oportunidad para reducir costes laborales.

Como explicaré en la segunda parte de este artículo, están más protegidos contra el despido los trabajadores que hayan solicitado una reducción de jornada para cuidado de mayores dependientes o menores debido al cierre de centros escolares durante la crisis del coronavirus.

El despido objetivo será una modalidad que barajarán las empresas para despedir a trabajadores con una indemnización reducida de 20 días de salario por año trabajado, con un tope de 12 mensualidades (una indemnización menor que la del despido improcedente). Argumentos del tipo "ha caído drásticamente el volumen de pedidos" servirán como pretexto para amortizar puestos de trabajo de forma más económica. Para evitarlos, Italia acaba de aprobar medidas para evitar que se realicen despidos contra trabajadores por causas organizativas, productivas, técnicas y económicas derivadas del coronavirus. Veremos qué ocurre en España.

Si la crisis se prolonga durante el tiempo, no faltarán los despidos improcedentes, sin otra causa salvo el afán por amortizar puestos de trabajo y reducir costes laborales ante una expectativa negra y larga de recuperación económica. Este tipo de despidos resultan económicos si se realizan contra trabajadores con uno o dos años de antigüedad, a quien la empresa preferirá pagar una indemnización que mantener en plantilla, puesto que es un coste para la empresa y la recuperación no se prevé rápida.

En conclusión, se pronostica una amortización de plantillas en los próximos meses.

En este artículo voy a dar algunos consejos a trabajadores despidos durante la época del coronavirus.




"Compromiso" del empresario de mantener el empleo.

La disposición sexta del RD 8/2020 dispone lo siguiente: "Las medidas extraordinarias en el ámbito laboral previstas en el presente real decreto-ley estarán sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad".

Como decía Led Zeppelin "makes me wonder". ¿Qué ocurre si no mantienen el empleo durante 6 meses? ¿Se revierten todos los efectos de las prestaciones y beneficios obtenidos por la empresa? ¿Les retiran la exención cotizaciones en casos de ERTE, prestación por cese de actividad para autónomos, etc.?

¿Qué significa "compromiso de la empresa de mantener el empleo" es muy ambiguo e impreciso. ¿Mantener el nivel de empleo? ¿Puede la empresa sustituir a unos trabajadores mediante por otros más baratos? ¿Es válido para la empresa mantener a sus trabajadores pero rebajarles el sueldo o la jornada por causas objetivas?

Esto de "compromiso de la empresa de mantener el empleoes muy ambiguo e impreciso. También se comprometieron Mel Gibson con Robyn Moore y el divorcio le costó casi 400 millones a aquel.

Por tanto, veremos en qué queda el incumplimiento de este "compromiso", aunque al menos ya nos indica que si una empresa se ha acogido a alguna ayuda, bonificación o beneficio de algún tipo recogido en el RD 8/2020, debería mantener el empleo durante 6 meses, aunque no se especifica con claridad en qué condiciones ni qué pasaría en caso contrario. Cosas de redactar una norma con prisas y a lo loco.

Despido de trabajadores con jornadas reducidas por coronavirus.

El art. 6 del Real Decreto 8/2020 ha procurado reducciones de jornada para trabajadores que necesiten reducir su jornada o adaptar su horario para el cuidado de menores, por el cierre de centros escolares, o personas dependientes, siempre dentro del segundo grado de consaguinidad.

Si un trabajador ha solicitado una reducción de jornada y es despedido posteriormente, su despido puede considerarse nulo, puesto que se asemeja al del trabajador despedido durante una reducción de jornada de guarda legal, por ejemplo, de las reguladas en el art. 37.6 del Estatuto de los Trabajadores.

Esto es así porque el art. 6.3 del RD 8/2020 atribuye las mismas "garantías" que a la reducción del art. 37.6 del Estatuto de los Trabajadores. Y al menos en mi opinión, interpreto que también la garantía de despido nulo que 53.4 y 55.5 del Estatuto de los Trabajadores. Nunca se ha resuelto en un Juzgado un despido nulo por esta circunstancia particular, sin duda se hará en los próximos meses.

El despido nulo siempre se considera favorable a efectos de reclamación, pues supone el pago de salarios desde el despido hasta la readmisión del trabajador. Una readmisión que en la mayor parte de ocasiones no se produce, pero que sirve como instrumento de presión para negociar la indemnización por despido improcedente de manera favorable para el trabajador, incluso conseguir una mejora sobre la misma.

Despido de trabajadores que han solicitado una adaptación de su horario durante la crisis del coronavirus.

Aunque el art. 6.2 del RD 8/2020 no lo especifica, me surge la duda si el despido tras solicitar una adaptación de jornada también sería nulo.

El art. 6.2 del RD 8/2020 reconoce los derechos a adaptar la jornada del siguiente modo: cambio de turno, alteración de horario, horario flexible, jornada partida o continuada, cambio de centro de trabajo, cambio de funciones, cambio en la forma de prestación del trabajo, incluyendo la prestación de trabajo a distancia, o en cualquier otro cambio de condiciones que estuviera disponible en la empresa.

Entiendo que el ejercicio de estos derechos debería estar igualmente protegido durante la etapa de coronavirus.

Despido de trabajadores sin jornada reducida

Como he dicho en la primera parte de este artículo, pese a que en estos inicios de la crisis aún no se notan demasiado los efectos económicos devastadores sobre el mercado de trabajo, es de prever que se espera una gran crisis de empleo a nivel mundial, lo cual comportará la amortización de decenas de miles de puestos de trabajo, mediante despidos colectivos, individuales objetivos y disciplinarios. Muchos trabajadores serán despedidos, a veces con arreglo a la Ley, otras de forma arbitraria. Los trabajadores con menor antigüedad estarán más desprotegidos ante esta oleada de despidos que nos espera, y ello porque su indemnización por despido es más económica.

El trabajador tiene un plazo de 20 días hábiles para presentar una demanda por despido. De considerarse el mismo improcedente, corresponde a elección de la empresa: readmitir al trabajador pagándole todos los salarios desde la fecha del despido hasta la readmisión (opción poco utilizada en la práctica) o pagarle una indemnización por despido improcedente de 33 días de salario por cada año trabajado en la empresa.

Este blog está dedicado al despido, por tanto, podéis encontrar respuestas a multitud de problemas que os podáis encontrar. Seguidamente os dejo algunos enlaces internos:

Deja un comentario

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Despido Castellón -Aviso Legal - Profesionales en la defensa de tus derechos -