Ir al contenido principal

Despido por transgresión de la buena fe contractual

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

La buena fe contractual es el deber de fidelidad, confianza y lealtad que se tienen que respetar recíprocamente empresario y trabajador. Esta buena fe debe mantenerse durante la vigencia de la relación laboral. Una conducta negligente o culpable que quebrante esta buen fe, puede ocasionar el despido disciplinario del trabajador.

La buena fe contractual, es un término jurídico de sentido amplio, que abarca multitud de conductas una parte de las cuales voy a exponer en este artículo; la competencia desleal, el uso abusivo de poderes de la empresa, trabajar durante una baja médica, buscar beneficios a costa de la actividad de la empresa, etc., son conductas que transgreden la buen fe contractual y pueden ocasionar el despido.

En cualquier caso, es necesario que esta conducta sea grave para justificar el despido disciplinario del trabajador. El despido disciplinario es la sanción más dura que se puede imponer a un trabajador, y por tanto, no está justificada salvo que la conducta sea proporcionalmente grave.

Sin embargo, no es un requisito imprescindible que la conducta del trabajador cause un perjuicio económico a la empresa, por ejemplo, el uso no autorizado de internet para fines personales, puede ser un motivo de despido, sin haber causado un perjuicio económico a la empresa (al menos relevante).

Si necesitas consultar a un abogado laboralista en Castellón, puedes ponerte en contacto conmigo.


Veamos qué conductas se consideran transgresoras de la buena fe contractual

Realizar trabajos durante la baja médica

Realizar trabajos remunerados durante la baja médica está completamente prohibido. Si el trabajador está trabajando durante su baja médica, queda evidenciado su buen estado de salud, y podría reincorporarse a su puesto de trabajo. Esta situación supone una transgresión de la buena fe contra la empresa, que puede justificar el despido disciplinario.

Igualmente, está prohibido realizar actividades que puedan retrasar o dificultar la recuperación del trabajador. Por ejemplo, un trabajador con gripe que se pasea por la calle, o un trabajador con una lesión muscular que sale a hacer deporte.

Durante la baja médica, el trabajador debe procurar recuperarse cuanto antes. Durante el tiempo de baja médica (incapacidad temporal) del trabajador, la empresa sigue pagando las cotizaciones patronales (coste laboral de aproximadamente un 30% del salario bruto del empleado) y además, tiene que cubrir la vacante que ha dejado el trabajador enfermo.

Estos esfuerzos realizados por la empresa durante la baja médica del empleado, comportan que el trabajador tenga la obligación de recuperarse lo antes posible y reincorporarse al trabajo tan pronto su salud se lo permita.

El uso de equipos informáticos para fines personales

Como es obvio, el uso abusivo de equipos informáticos puede perjudicar a la empresa, no solo por la exposición a un riesgo relacionado con la "seguridad informática" (virus, hackers, etc), sino también por el tiempo que pierde el trabajador en internet, y que no dedica a sus cometidos en la empresa.

Así que, pasar horas durante la jornada navegando por internet, chateando, mirando contenido visual (vídeos, películas, fotografías, etc), jugando a videojuegos, etc., causa un perjuicio a la empresa, y dependiendo del tiempo que pierda el trabajador, podría justificarse el despido disciplinario.

Sin embargo, las micropausas suelen estar permitidas y ser toleradas por las empresas. Entiéndase como micropausa, la consulta 5 ó 10 minutos del correo electrónico personal, redes sociales, etc. Se trata como en todo tipo de despido, de medir la gravedad de la conducta infractora del trabajador.

No obstante lo anterior, las empresas pueden limitar el uso de equipos informáticos. Es frecuente que en el contrato de trabajo (anexos) o mediante escrito, la empresa prohíba el uso de equipos informáticos para usos personales, en cuyo caso, debe obedecerse estrictamente dicha prohibición.

Competencia desleal

El trabajador no puede realizar sin consentimiento de la empresa, actividades de la misma naturaleza que las que realiza en virtud del contrato de trabajo firmado con la empresa. Si estas actividades causan un perjuicio a la empresa, el trabajador puede ser despedido. Incluso cabría el despido disciplinario en los casos en que el trabajador no actúa por sí mismo, sino por medio de una persona intermedia.

Actuaciones negligentes

Se entiende por actuación negligente, la comisión de errores graves, o la ocultación de hechos graves a la empresa. Este tipo de conductas justifican el despido por transgresión de la buena fe contractual, siempre que se produzcan por negligencia o de forma culpable, por parte del trabajador. Un ejemplo claro de estas conductas, sería cuando un vigilante de seguridad se duerme en horas de trabajo.

Búsqueda de lucro propio

La búsqueda de beneficio personal por el trabajador, haciendo uso de métodos o medios fraudulentos, como resulta lógico, puede ocasionar el despido disciplinario. Por ejemplo, realizar trabajos para uno de los clientes de la empresa, y cobrarle por servicios propios, obteniendo el consecuente beneficio y defraudando a la empresa.

Conductas que no suponen transgresión de la buena fe contractual

Hay algunas conductas que merece la pena destacar, porque son frecuentes, no suponen una transgresión de la buena fe contractual, y en consecuencia, no pueden justificar el despido:

- El descuadre de la caja, es un riesgo propio de los trabajadores de caja, y no una conducta que transgreda la buen fe contractual.

- Realizar actividades compatibles con la baja médica. Por ejemplo, un trabajador con un trastorno de ansiedad diagnosticado, puede salir a practicar deporte, tomar algo con sus amigos, etc.

- Fotocopiar documentos de la empresa para demostrar una ilegalidad.

- La competencia desleal cuando el trabajador está en un periodo de excedencia.


Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

Comentarios

Lo más leído

Despido con vulneración de derechos fundamentales

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250. En algunas ocasiones, un despido esconde como trasfondo una vulneración de derechos fundamentales (discriminación, participación en una huelga, represalia contra una reclamación del trabajador, etc), en cuyo caso, es necesario valorar la posibilidad de reclamar la nulidad del despido como alternativa a la improcedencia, que supone la readmisión del trabajador en su puesto de trabajo y el pago de todos los salarios de tramite, desde la fecha del despido, hasta la fecha de reincorporación. Ocurre sin embargo, que en muchas ocasiones, ni a la empresa ni al trabajador les interesa la readmisión , por lo cual termina por extinguirse la relación laboral junto al pago de una indemnización. Sin embargo, no es baladí reclamar desde el inicio la nulidad del despido, porque ello confiere a la demanda un peso mayor, al exponer a la empresa a mayor riesgo económico, por lo cual, el resultado es una presión contra la empresa que faci

Despido objetivo por causas productivas

Abogado Laboralista Castellón. Telf. 662061250 La mayoría de empresas ofrecen productos o servicios. Si la demanda de estos productos o servicios disminuye de forma drástica, la empresa se encontrará en dificultades, y además, no precisará tantos trabajadores, por lo cual se verá en la necesidad de reajustar su plantilla. Entre las diversas causas que justifican el despido objetivo  -con una indemnización reducida de 20 días de salario por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades-, nos encontramos con las  causas productivas . Claro que este despido tiene que estar justificado y cumplir los criterios legales y jurisprudenciales; pues de lo contrario, es declarado improcedente y la indemnización se incrementa a 45 ó 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 42 ó 24 mensualidades. Precisamente en este artículo, vamos a explicar cuáles son los requisitos y criterios que debe cumplir el despido objetivo por causas productivas.  Si necesitas consultar

Despido - SMAC Castellón

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250. El Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de Castellón (SMAC), está situado en la calle Mayor nº 2 de Castellón de la Plana. Este Organismo abarca todas las reclamaciones de la provincia de Castellón, no existe ninguna otra delegación en ningún otro municipio de la provincia. En caso de despido, el trabajador debe acudir obligatoriamente a un acto de conciliación en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de Castellón (SMAC). En este primer acto de conciliación en el SMAC, se intenta negociar y llegar a un acuerdo con la empresa; y en caso contrario, se inicia el proceso judicial. ¿Qué se puede negociar en el SMAC en caso de despido? - La procedencia, improcedencia o nulidad del despido. - El pago de una indemnización al trabajador por despido improcedente. - La readmisión del trabajador y el pago de los salarios desde la fecha del despido hasta la fecha de readmisión, en caso de despido improce