Autor: Ignacio Solsona martes, 26 de septiembre de 2017

Abogado Laboralista en Castellón. Telf: 662061250

La readmisión del trabajador es una posibilidad que cabe tras el despido, aunque es poco frecuente en la práctica, porque como explicaremos a continuación, no interesa a nadie; ni a empresa ni a trabajador.

La readmisión del trabajador debe realizarse en el mismo puesto de trabajo, y respetando todas las condiciones que regían antes del despido; antigüedad, salario, categoría profesional, funciones, etc. Lo contrario, es una readmisión irregular.

Además, junto a la readmisión, se deben pagar al trabajador todos los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la fecha de la efectiva readmisión.

La readmisión tiene lugar en los siguientes supuestos:

- En caso de despido declarado nulo, salvo algunas excepciones.
- En caso de despido declarado improcedente cuando la empresa elija readmitir al trabajador, salvo algunas excepciones.
- En caso de despido declarado improcedente cuando el trabajador es delegado de personal o miembro del comité de empresa, y elija la readmisión.
- En caso de despido declarado improcedente cuando el trabajador o la trabajadora se encuentren en una situación de protección especial, por ejemplo, trabajadora embarazada, o trabajador o trabajador disfrutando de una reducción de jornada, permiso de maternidad, paternidad, etc.

Como digo, en la práctica la readmisión es poco frecuente, puesto que -salvo por cuestiones económicas-, ni interesa a la empresa readmitir a un trabajador que ha despedido (por el motivo que sea), ni interesa al trabajador ser readmitido en una empresa de donde ha sido despedido, y contra la cual, además, ha tenido que litigar en un proceso judicial por considerar su despido injusto.

Si necesitas consultar o contrata a un abogado laboralista en Castellón, puedes llamarme sin compromiso.


Incidente de no readmisión en caso de despido improcedente

Puede ocurrir en ocasiones, que el trabajador consiga una sentencia por despido improcedente, en cuyo caso, se dará un breve plazo a la empresa para que opte entre readmitir al trabajador, o indemnizarlo y extinguir definitivamente la relación laboral.

En ocasiones, la empresa hace caso omiso de la sentencia, transcurre el plazo y no opta por ninguna de ambas opciones. En estos casos, se entiende que la empresa ha optado automáticamente por la readmisión. Sin embargo, al hacer caso omiso de la sentencia, tampoco ha procedido a la readmisión, y esto comporta graves consecuencias.

En la práctica, algunas empresas incumplen las sentencias; porque no pueden hacer frente al pago de la indemnización, o porque consideran que el importe de la indemnización es bajo, y que las consecuencias del embargo no serán de mayor calado. Sin embargo esto no es así, sino todo lo contrario. Ignorar una sentencia condenatoria por despido, puede pasar una factura muy alta a la empresa.

En estos casos, el trabajador deberá presentar una demanda de no readmisión, y se celebrará una segunda vista, en la que el juez pedirá a la empresa que demuestre si ha readmitido o no al trabajador dentro del plazo conferido (10 días).

En caso de que la empresa no demuestre la readmisión, el juez dictará un auto en el que se declararán las siguientes consecuencias por la no readmisión del trabajador:

1 - La extinción definitiva de la relación laboral, y el derecho del trabajador a cobrar la indemnización por despido improcedente.

2 - El pago de los salarios de tramitación desde la notificación de la sentencia, hasta la fecha de resolución del incidente de no readmisión.

En la práctica, la suma de estas cantidades puede resultar un importe mucho más elevado que el que inicialmente reclamaba el trabajador, por lo que resulta una grata sorpresa para éste, y una mala noticia para la empresa.

No readmisión en caso de despido nulo o despido improcedente de un delegado de personal o miembro del comité de empresa

Si el despido es declarado nulo, o el delegado del personal o miembro del comité de empresa (que tiene derecho a elegir) opta por la readmisión; dicha readmisión debe ejecutarse en sus propios términos.

Lo anterior supone que no se extinguirá la relación laboral, sino que se obligará a la empresa a readmitir al trabajador, y en caso contrario, se le embargarán las cantidades suficientes para ir pagando al trabajador su salario, incluso sin trabajar. Además, se instará a la Tesorería General de la Seguridad Social para que proceda el alta del trabajador en la Seguridad Social, cuyas cotizaciones irán lógicamente a cargo de la empresa.

Abogado Laboralista en Castellón. Telf: 662061250

Deja un comentario

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Despido Castellón -Aviso Legal - Profesionales en la defensa de tus derechos -