Autor: Ignacio Solsona miércoles, 26 de julio de 2017

Abogado laboralista en Castellón: Telf. 662061250

Ya hemos comentado, en entradas anteriores, que cuando un despido es declarado improcedente en una sentencia judicial, la empresa tiene la opción entre:

1. Readmitir al trabajador en su puesto de trabajo con abono de los salarios de tramitación (desde la fecha del despido hasta la fecha de readmisión) o,

2. Extinguir definitivamente su contrato de trabajo con derecho a una indemnización por despido improcedente.

Salvo en contadas excepciones (como delegados de empresa), la opción entre readmisión e indemnización la ejerce la empresa, por lo que el trabajador no puede oponerse a la readmisión (si la empresa ha optado por ésta).

Incluso, en caso de que el empresario no ejerza la opción, se entiende que opta automáticamente por la readmisión.


Sin embargo, existen situaciones en las que no es posible la readmisión, y por tanto, la empresa no puede optar por la misma. Estas situaciones son las que voy a explicar en el presente artículo.

Si necesitas consultar a un abogado laboralista en Castellón, puedes llamar al telféfono 662 06 12 50.



En efecto, existen situaciones en las que no es posible optar por la readmisión del trabajador en su puesto de trabajo, y por lo tanto, la empresa se ve obligada a pagar la indemnización.

Se trata de las siguientes situaciones:

1. En caso de despidos disciplinarios contra trabajadores temporales, cuando el contrato se extingue posteriormente al despido efectuado por la empresa, pero anteriormente al acto del juicio. En estos casos, no es posible la readmisión, y por lo tanto, la sentencia debe condenar a la empresa al pago de la indemnización.

2. Cuando la empresa ha cerrado o se encuentra en paradero desconocido, y así se hace saber al Juzgado, para que condene a la empresa directamente al pago de la indemnización (que muchas veces termina por asumir FOGASA).

3. Cuando se declara la Incapacidad Permanente del trabajador, de modo que no es posible su readmisión a su antiguo puesto de trabajo, puesto que es incompatible con la Incapacidad Permanente.

4. Cuando un trabajador se jubila o muere con posterioridad a su despido, por razones obvias tampoco es posible su readmisión. En caso de muerte, la indemnización se abonará a los herederos.

5. Cuando se despide a un extranjero en situación irregular en España, no es posible su readmisión, porque no tiene el permiso necesario para residir y/o trabajar en España.


Abogado laboralista en Castellón: Telf. 662061250

Deja un comentario

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Despido Castellón -Aviso Legal - Profesionales en la defensa de tus derechos -