Autor: Ignacio Solsona lunes, 5 de junio de 2017

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250.

El Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de Castellón (SMAC), está situado en la calle Mayor nº 2 de Castellón de la Plana. Este Organismo abarca todas las reclamaciones de la provincia de Castellón, no existe ninguna otra delegación en ningún otro municipio de la provincia.

En caso de despido, el trabajador debe acudir obligatoriamente a un acto de conciliación en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de Castellón (SMAC). En este primer acto de conciliación en el SMAC, se intenta negociar y llegar a un acuerdo con la empresa; y en caso contrario, se inicia el proceso judicial.

¿Qué se puede negociar en el SMAC en caso de despido?

- La procedencia, improcedencia o nulidad del despido.

- El pago de una indemnización al trabajador por despido improcedente.

- La readmisión del trabajador y el pago de los salarios desde la fecha del despido hasta la fecha de readmisión, en caso de despido improcedente o nulo.

- El pago del finiquito: vacaciones no disfrutadas, pagas extraordinarias, salario del mes corriente, y otras cantidades que se puedan adeudar al trabajador en el momento del despido.


Como veremos, este acto de conciliación es muy relevante y tiene efectos sobre el posterior proceso judicial. A continuación en este artículo, exponemos algunas características importantes sobre este acto de conciliación.


Si necesitas consultar a un Abogado Laboralista en Castellón, puedes llamarme sin compromiso.


9 cosas que debes saber sobre el acto de conciliación.

1. El acto de conciliación, es un trámite obligatorio para todo tipo de despidos, antes de interponer una demanda judicial. El Juzgado de lo Social no admitirá una demanda judicial por despido, si no se acredita haber agotado la vía del acto de conciliación.

2. El personal de la Administración Pública, cuando son despedidos no deben interponer una demanda en el SMAC. Anteriormente debían interponer una Reclamación Previa contra la Administración Pública que les empleaba. Actualmente se ha suprimido dicha reclamación y pueden acudir directamente al Juzgado Social.

3. La presentación de la demanda de conciliación, suspende durante 15 días hábiles el plazo de caducidad de 20 días hábiles para reclamar contra el despido. El plazo se reanuda transcurridos los 15 días hábiles o en su defecto, el día posterior a la celebración del acto de conciliación. Es decir, si la demanda de conciliación se interpone el 7º día hábil tras la comunicación del despido, este plazo se reanudará el día posterior a la celebración del acto de conciliación, y restarán 13 días hábiles para presentar una demanda judicial.

4. El trabajador demandante está obligado a asistir al acto de conciliación, de lo contrario, se le tendrá como desistido en su reclamación. La empresa demandada también está obligada a comparecer al acto de conciliación, pero si no comparece, éste se celebra igualmente.

5. Los acuerdos celebrados frente al SMAC tienen fuerza ejecutiva. Esto significa que si la empresa incumple un acuerdo formalizado en el SMAC, el trabajador puede pedir directamente al Juzgado que se ejecute dicho acuerdo, sin necesidad de pasar por un juicio declarativo.

6. El Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) no reconoce las indemnizaciones por despido que han sido acordadas en el SMAC. Esto significa que si la empresa finalmente es insolvente o es declarada en concurso de acreedores, y el trabajador se ve obligado a acudir a FOGASA (porque la empresa no tiene patrimonio suficiente para pagarle la indemnización adeudada).

7. La mera comunicación del despido, deja al trabajador en situación de desempleo, y con derecho a solicitar la prestación por desempleo o subsidio que le corresponda. No es necesario que el empresario reconozca la improcedencia del despido en el SMAC; el trabajador puede y debe solicitar automáticamente el paro tras el despido. El plazo para solicitar la prestación o subsidio es de 15 días desde la comunicación del despido.

8. El trabajador puede rechazar la readmisión ofrecida por la empresa en el SMAC. El rechazo del trabajador de una oferta de readmisión de la empresa, no supone una baja voluntaria (dimisión) ni le impide seguir reclamando hasta llegar a juicio en el Juzgado Social. El empresario deberá cargar con los efectos del despido declarado improcedente en la fecha de la sentencia judicial (indemnización o salarios de tramitación).

9. Las indemnizaciones por despido acordadas en el SMAC, están libres de impuestos, siempre que no superen el límite legal que marca la ley para cada tipo de despido y en cualquier caso no superen los 180.000.-€. No acordar una indemnización en el SMAC puede comportar problemas fiscales.

Deja un comentario

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Despido Castellón -Aviso Legal - Profesionales en la defensa de tus derechos -