Autor: Laboroteca Videos jueves, 22 de junio de 2017

Abogado Laboralista Castellón. Telf. 662061250

Cosa distinta al despido improcedente, es el despido nulo. En algunas situaciones de despido, el empresario puede incurrir en una causa de nulidad, (son las que voy a explicar en la segunda parte de este artículo). Si se da el caso, el trabajador puede impugnar el despido solicitando la nulidad del mismo, y consiguiendo unas garantías mayores en relación a la protección y mantenimiento del empleo.

El efecto automático del despido declarado nulo, es la readmisión del trabajador, en su mismo puesto de trabajo, manteniendo sus condiciones de trabajo; salario, antigüedad, categoría profesional, funciones, jornada, etc., y con derecho al cobro de los salarios dejados de percibir desde el día del despido hasta el día de la readmisión.

De este modo el trabajador goza de una mayor protección y puede recuperar su empleo, frente al despido improcedente, que la mayoría de veces comporta la extinción definitiva de la relación laboral (el trabajador pierde definitivamente su empleo). 

Ocurre sin embargo, que en ocasiones no interesa al trabajador reincorporarse en su antigua empresa (menos después de haber sido despedido), en cuyo caso, nada impide que solicite la dimisión, eso sí, con unos efectos económicos negativos. En la práctica también suelen configurarse las demandas por despido, para facilitar la extinción definitiva del vínculo laboral, a cambio de una indemnización económica (además, del pago de los salarios de tramitación), que a fin de cuentas, tras un despido conflictivo, es lo que más conviene a las partes: extinguir el contrato y pasar página.

A continuación voy a explicar las causas que pueden provocar la nulidad del despido.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, puedes llamarme sin compromiso.


Causas que provocan la nulidad del despido

Son las siguientes:

1. Vulneración de un derecho fundamental. Los derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española, como la igualdad y no discriminación, la intimidad, la tutela judicial efectiva, etc., tienen una protección especial. Si la empresa despide a un trabajador vulnerando alguno de estos derechos fundamentales, dicho despido puede ser declarado nulo, con las consecuencias que ello comporta (explicadas en la primera parte de este artículo).

Por ejemplo, se puede declarar nulo un despido de un trabajadora después de haber interpuesto una demanda contra su empresa (por vulnerar su garantía de indemnidad contra las represalias de la empresa). 

También se puede declarar nulo un despido realizado contra una trabajadora que es grabada por su empresa, de forma oculta, a la que encuentra cometiendo una infracción (por vulnerar su derecho fundamental a la intimidad).

Incluso se declaró nulo el despido de un trabajador que demostró que la empresa le presionaba para que se reincorporase de su baja médica, por entender que dicha actitud vulneraba el derecho fundamental a la protección de la salud y la integridad física.


2. Despido contra una mujer embarazada. Salvo que se pruebe la causa disciplinaria del despido alegada por la empresa, las mujeres embarazadas, también tienen una protección especial contra el despido, que les permite solicitar la nulidad del mismo. Esta protección también existe para mujeres que han solicitado un permiso de lactancia, en los casos de hospitalización por hijos prematuros, se encuentran en jornada reducida por cuidado de hijos menores de 12 años, o están cuidando de un hijo menor afectado con una enfermedad grave, como el cáncer.


3. Despido contra trabajadores después de disfrutar permisos de maternidad, paternidad, adopción o acogimiento. Tienen también una protección contra el despido, concretamente hasta transcurridos 9 meses desde la fecha de nacimiento o adopción del hijo. Aunque puede alargarse este plazo de 9 meses, si dichos trabajadores solicitan una reducción de jornada por cuidado de hijos menores. De este modo se garantiza que estos trabajadores puedan disfrutar de sus derechos, y que la empresa se lo piense dos veces antes de despedirlos.


4. Despido contra trabajadoras víctimas de la violencia de género. También tiene protección especial contra el despido las trabajadoras víctimas de la violencia de género cuando estén ejerciendo alguno de sus derecho inherentes; como la reducción de jornada, la reordenación  de su horario de trabajo o la solicitud de cambio de centro de trabajo.


Abogado Laboralista Castellón. Telf. 662061250

Deja un comentario

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Despido Castellón -Aviso Legal - Profesionales en la defensa de tus derechos -