Autor: Ignacio Solsona martes, 21 de marzo de 2017

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

Es posible que tu empresa te haya entregado una carta de despido objetivo, en cuyo caso, debes conocer la información básica que se expone este artículo y asesorarte sobre tus posibilidades de reclamación. 

El despido objetivo lleva aparejada una indemnización de 20 días de salario por año trabajado, sin embargo, si el despido es declarado improcedente, dicha indemnización puede incrementarse a 45 ó 33 días de salario por año trabajado. Una diferencia considerable, por la cual vale la pena revisar el despido objetivo.

El plazo para reclamar contra un despido objetivo, es de 20 días hábiles desde la comunicación del mismo.

El análisis de un despido objetivo, es complejo, pues hay que evaluar los diferentes requisitos exigidos por la ley, y esto muchas veces pasa por revisar la contabilidad de la empresa, y otra documentación de cierta complejidad. En efecto, se exige al empresario el cumplimiento de una serie de requisitos formales (forma escrita, indicación y descripción suficiente de la causa, etc). Además también se exige el cumplimiento de una serie de requisitos singulares, dependiendo de la concreta causa de despido de que se trate.

El incumplimiento de los requisitos, comporta que el despido objetivo sea declarado improcedente, y el derecho del trabajador a cobrar una indemnización mayor (45 ó 33 días de salario por año trabajado) o a la readmisión en su puesto de trabajo, con mantenimiento de sus condiciones de trabajo (salario, antigüedad, categoría, funciones, etc), y el pago de los salarios dejados de percibir desde el día del despido hasta el día de la readmisión.

A continuación en este artículo vamos a exponer cuestiones importantes sobre las causas, requisitos e indemnización en caso de despido objetivo.

Si necesitas consultar a un Abogado Laboralista en Castellón, puedes llamarme sin compromiso.


Las causas que justifican el despido objetivo

El despido objetivo se caracteriza por ser de causas no atribuibles al trabajador (al menos de forma culpable, negligente o dolosa). Así como el despido disciplinario se justifica por una infracción cometida por el trabajador, el despido objetivo se justifica por alguna de las causas recogidas en el art. 52 del Estatuto de los Trabajadores.

1. Ineptitud del trabajador (cuando el trabajador ya no puede seguir prestando servicios, por ejemplo, conductor que no puede renovar el carnet de conducir al no pasar las pruebas de reconocimiento, o un albañil que pierde un brazo y por ende no puede seguir trabajando en su oficio).

2. Falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas operadas por la empresa.

3. Causas económicas, técnicas, organizativas o productivas.

4. 20% de faltas de asistencia (aún justificadas) en el periodo de 2 meses, o 25% en el periodo de 4 meses.

Requisitos del despido objetivo

En cuanto a los requisitos formales, es obligatorio que la empresa entregue una Carta de despido escrita al trabajador (no es válido el despido verbal). En dicha carta de despido debe indicarse de forma clara y concisa cuáles son las causas por las cuales se despide al trabajador, y debe hacerse una descripción suficiente de dichas causas y facilitar la información necesaria al trabajador para que éste pueda defenderse.

En cuanto a los requisitos materiales, cada causa de despido objetivo exige unos requisitos singulares. Por ejemplo, cuando la empresa despide a un empleado por una mala situación económica, debe evaluarse si realmente existen pérdidas en la contabilidad durante 3 trimestres consecutivos, en comparación a los mismos trimestres del año anterior. Además, controlarse que la empresa se incluya en un grupo de empresas que desvíe dinero a otras sociedades, etc.

Y así, para cada tipo de despido objetivo, se exige el cumplimiento de determinados requisitos. Si estos requisitos no se cumplen, el despido puede ser declarado improcedente, y la indemnización del trabajador aumenta (o bien se le readmite en su anterior puesto de trabajo).

Pago simultaneo de la indemnización

Finalmente, el despido objetivo comporta el pago de una indemnización de 20 días de salario por año trabajado, que debe entregarse de forma simultánea al trabajador, junto a la comunicación del despido. El pago posterior de dicha indemnización, puede comportar que el despido sea declarado improcedente.

La única salvedad a este requisito, tiene lugar cuando la empresa tiene una falta de liquidez, que le impide pagar la indemnización al trabajador (por ejemplo, cuando la empresa tiene embargadas todas sus cuentas e ingresos). 

Abogado Laboralista en Castellón. Telf. 662061250

Deja un comentario

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Despido Castellón -Aviso Legal - Profesionales en la defensa de tus derechos -