Autor: Ignacio Solsona sábado, 18 de marzo de 2017

Abogado laboralista Castellón: Telf. 662061250

Las faltas de asistencia o puntualidad injustificada, son consideradas una infracción en el ámbito laboral, y dependiendo de la gravedad de dichas faltas de asistencia o puntualidad, puede llegar a ocasionar sanciones al trabajador e incluso el despido disciplinario.

Si se te pegan las sábanas frecuentemente, te interesa leer y entender este artículo, en el que explicaremos las diversas particularidades que merecen resaltarse sobre este tema.

Si has sido sancionado o despedido por esta causa o por cualquier otra, puedes ponerte en contacto conmigo.


Justificación de las faltas de asistencia o puntualidad

Las faltas de asistencia o puntualidad pueden estar justificadas, en cuyo caso no comportarían infracción ni sanción alguna contra el trabajador. Es obvio que en determinadas situaciones el trabajador puede justificar sus faltas de asistencia, por ejemplo, durante una baja médica. Además, tampoco son sancionables las faltas de asistencia o puntualidad cuando el trabajador no tiene culpa de éstas, por ejemplo, la falta de puntualidad debido a una avería del automóvil.

No obstante, determinado número de faltas de asistencia o puntualidad aún estando justificadas, pueden ser causa de despido objetivo (véase art. 52 del Estatuto de los Trabajadores), que daría lugar a una indemnización en favor del trabajador, de cuantía reducida; 20 días de salario por año trabajado con un tope de 12 mensualidades.

Gravedad de las faltas

Las faltas de asistencia o puntualidad están injustificadas, no comportan siempre el despido, habrá que medir la gravedad de dichas faltas, para aplicar la sanción acorde a la gravedad; amonestación, suspensión de empleo y sueldo desde 3 hasta 60 días, y en los casos más graves, el despido disciplinario.

Existen diversos parámetros importantes para medir la gravedad de las faltas. Para justificar el despido disciplinario, es necesario que las faltas de asistencia o puntualidad sean repetidas, y no se trate de alguna falta esporádica. Por ejemplo, el Convenio Colectivo estatal de Autoescuelas, indica que para considerarse infracción muy grave, el trabajador debe cometer 3 faltas de asistencia o 9 faltas de puntualidad en el periodo de 1 mes. Por debajo de este número, la infracción sería considerada grave o leve, pero no ocasionaría el despido sino otro tipo de amonestaciones y sanciones. Muchos Convenios Colectivos regulan el número de faltas de asistencia o puntualidad necesarias para aplicar cada tipo de sanción.

Además, cabe tener en consideración el tiempo en el que el trabajador se ausenta del trabajo o se retrasa en su entrada. Por ejemplo, no se considera meritorio del despido las faltas de puntualidad de menos de media hora, o abandonar el trabajo media hora antes del término de la jornada.

¿Qué tipo de faltas de asistencia pueden justificar el despido?

La más común ocurre cuando el trabajador se coge vacaciones sin el permiso de la empresa. Las vacaciones deben pactarse de mutuo acuerdo entre empresa y trabajador, y si no hay acuerdo, habrá que acudir al juez para dirimir el conflicto. Pero en ningún caso se puede coger el trabajador las vacaciones sin el permiso de la empresa.

También sería causa de despido las faltas de asistencia durante 3 tardes, por asistir a un curso de formación, también si la autorización de la empresa.

No reincorporarse al trabajo después de una sentencia en que la empresa ha optado por readmitir al trabajador en su puesto de trabajo (en lugar de indemnizarlo), y dicho trabajador no se ha reincorporado.

Abogado laboralista Castellón: Telf. 662061250

Deja un comentario

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Despido Castellón -Aviso Legal - Profesionales en la defensa de tus derechos -