Autor: Laboroteca Videos viernes, 17 de marzo de 2017

Abogado laboralista Castellón: Telf. 662061250

El despido es un punto de inflexión en la vida laboral del trabajador, sin embargo, no es el final, sino una puerta abierta a una nueva vida profesional y a nuevas oportunidades. Además, una cuantía en concepto de indemnización y la prestación por desempleo (paro), servirán mientras el trabajador despedido rehace su vida.

En efecto, el despido comporta consecuencias económicas, y es fundamental, saber actuar de acuerdo a las circunstancias y dentro el plazo legal. Para ello, lo más inteligente es llamar rápidamente a un abogado laboralista y asesorarse como es debido.

Cuando el despido es declarado nulo o improcedente, el trabajador tiene derecho a cobrar una indemnización que se calcula en función de su salario y su antigüedad (la famosa indemnización de 45 ó 33 días de salario por año trabajado). En ocasiones, el trabajador tiene derecho incluso a recuperar su antiguo puesto de trabajo manteniendo sus condiciones (antigüedad, salario, funciones, categoría profesional, jornada, etc) y derecho al pago de los salarios dejados de percibir desde el día del despido hasta el día de la readmisión.


La lectura de este artículo ofrece a los trabajadores instrucciones básicas para saber actuar en el momento del despido. Una vez conocidas y aplicadas las mismas, lo correcto es llamar al abogado.



Consejos para actuar en caso de despido

1. El primer consejo es no perder los nervios. El despido puede ser un momento traumático para el trabajador. El acto de comunicación del despido, no es buen momento para mantener una discusión acalorada con el empresario. Por supuesto, no insultes, no amenaces, no te lleves nada que no sea de tu propiedad. Tiempo habrá de ajustar cuentas con el empresario. 

2. Una de las preguntas más recurrentes que hacen los trabajadores es; ¿Tengo que firmar los documentos? La respuesta es positiva, pero mejor poner bajo la firma "no conforme" o "pendiente de revisión". Firmar los documentos no significa estar conforme con el despido. Puedes firmar la carta de despido y posteriormente impugnarlo. El empresario quiere que firmes la carta de despido para poder demostrar que te la ha entregado y ahorrarse unos euros con el burofax.

3. Sin perjuicio de lo dicho en el punto anterior, lee todo antes de firmar. Puedes firmar la carta de despido, puedes firmar el finiquito o nóminas atrasadas. Pero nunca firmes un acuerdo extrajudicial con la empresa, puesto que te puede comprometer o impedir futuras reclamaciones. Además, si lo haces, pagarás un extra de impuestos, y pondrás en riesgo tu indemnización si la empresa posteriormente no paga porque es insolvente o está concursada (FOGASA no se hará cargo de la indemnización acordada en un acuerdo extrajudicial). En ocasiones el finiquito (documento donde se indican las vacaciones no disfrutadas, pagas extra, etc, indica la indemnización por despido, y lleva camuflada una cláusula de renuncia a futuras reclamaciones. Por ese motivo es mejor firmar el finiquito "pendiente de revisión".

4. El plazo para reclamar tu indemnización por despido improcedente (o lo que devenga) es de 20 días hábiles desde que te comunican el despido, sin contar sábados, domingos ni festivos. No te duermas en los laureles, si transcurre dicho plazo no podrás reclamar. Descuelga el teléfono y llámame lo antes posible para que pueda asesorarte debidamente.

5. Si sospechas que el despido tiene "trampa" o "hay gato encerrado", es decir, que el empresario utilizará mentiras para despedirte, o cualquier triquiñuela ilegal... no te lo pienses dos veces, grábalo con el móvil. Las grabaciones ocultas son perfectamente legales, aún cuando el empresario no sabe que le estás grabando, y te servirán de prueba si es necesario llegar a juicio.



No creo que haya nada más que debas saber al principio. Todo lo que devenga, queda en manos de un abogado especializado en derecho laboral. Habrá que analizar la carta de despido, el tipo de despido, los hechos disciplinarios o causas objetivas que en ella se contienen, la proporcionalidad y la gravedad de los mismos, el cumplimiento de los requisitos legales, las pruebas a disposición del trabajador (y las pruebas que se sospecha que tiene la empresa), etc.

El proceso se iniciará con intentos de negociación con la empresa, y posteriormente, con la interposición de una demanda judicial, para seguir el proceso, y si no es posible llegar a un acuerdo, celebrar un juicio.

Nada tiene que preocuparte enfrentarte juicio. El proceso se desarrolla con toda normalidad, y no tiene mayores consecuencias que la declaración de procedencia, improcedencia o nulidad del despido efectuado. Además, salvo los honorarios del abogado (y en mi caso no pido anticipos), el resto es gratis; no se pagan tasas judiciales, no se paga procurador, y si se pierde el juicio, no se pagan las costas de la parte contraria.

En conclusión; si quieres, es sencillo. No hay nada que perder, y mucho que ganar. Llámame e infórmate sin compromiso. 

Abogado laboralista en Castellón: 662061250.

Deja un comentario

Lo más leído

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Abogado Despido Castellón -Aviso Legal - Profesionales en la defensa de tus derechos -